Luzagro

TU ESTAS EN Inicio » Estatutos
Miércoles, 18 Oct 2017

• Estatutos - Título III Parte 3

Indice del artículo
• Estatutos
Título I
Título II
Título III
Titulo III Parte 2
Título III Parte 3
Título IV
Título V
Título V Parte 2
Título V Parte 3
Título V Parte 4
Título VI
Título VI Parte 2
Título VI Parte 3
Título VI Parte 4
Título VI Parte 5
Título VII
Título VIII
Estatutos - Título VIII Parte 2
Título IX
Título X
Título XI
Disposición Transitoria
Todas las páginas


Artículo 11º.- No procederá la renuncia voluntaria del socio cuando la Cooperativa se encuentre en falencia, cesación de pagos o se haya acordado su disolución.
Artículo 12º.- La aceptación de la renuncia de un socio o su exclusión acordada por el Consejo de Administración y confirmada por la Justicia, si hubiese sido reclamada dicha resolución,  o en el caso que se entienda que el socio ha optado por renunciar, en el evento indicado en el artículo 10, la Cooperativa deberá liquidarle  sus cuotas de participación de acuerdo a la Ley y a estos Estatutos, previo descuento de todas las sumas adeudadas a la Cooperativa y sus sociedades filiales, aunque no estén vencidas.  Dicho pago se hará dentro de un plazo de 6 meses contados desde la fecha de la aceptación de la renuncia, o desde que la resolución que ordena la exclusión quede firme o ejecutoriada, según el caso, o desde que se entienda que el socio ha optado por renunciar.  En todos estos casos, el empalme eléctrico será transferido al ex socio, sin cargo para él. 
Artículo 13º.- En el caso de fallecimiento de un socio, los herederos tendrán derecho a solicitar al Consejo de Administración: a) Continuar como socio de la Cooperativa.  Para ello, todos los herederos de consuno deberán designar, de entre ellos, un mandatario común el que será considerado como socio, con todos sus derechos y obligaciones inherentes a tal calidad, para todos los efectos legales; o b) que no desean mantener el vínculo societario con la Cooperativa, debiendo en este caso la Cooperativa reembolsarles el monto de las cuotas de participación, al valor que éstas tenían al cierre del balance del ejercicio anterior más los excedentes ganados y no retirados, con deducción de las deudas que el causante mantenía con la Cooperativa y sus sociedades filiales y la proporción de las pérdidas acumuladas, dentro de un plazo de 6 meses siguientes al fallecimiento, debiendo actualizarse de acuerdo a la variación experimentada por el índice de precios al consumidor entre la fecha del balance y la de la devolución.  Para ello, todos los herederos deberán designar un mandatario común con facultad expresa para percibir.  Una vez pagado dichos aportes, el socio causante será eliminado del Registro de Socios y el empalme eléctrico se entenderá radicado en el inmueble y de propiedad de la sucesión respectiva.
Si el monto a devolver superara dos unidades tributarias anuales, los herederos deberán acompañar a la Cooperativa la resolución que les concedió la posesión efectiva de la herencia debidamente inscrita en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces respectivo.
Mientras  los herederos no se pongan de acuerdo para solicitar cualquiera de las dos opciones indicadas, se le suspenderán en la Cooperativa todos los derechos del causante.  Si esta situación se extendiera por más de 12 meses, desde el fallecimiento del causante, o desde la toma de conocimiento por parte del Consejo de Administración del fallecimiento del socio, se entenderá que han optado por no mantener el vínculo societario con la Cooperativa, debiendo esta última liquidarles sus cuotas de participación en la forma indicada.